La celebración de su matrimonio será aún más inolvidable cuando organicemos su banquete de bodas en un castillo de la Costa Azul, un auténtico castillo restaurado con gusto y situado en las colinas que se alzan sobre Niza, capital de la Costa Azul. 

A solo unos minutos del centro de Niza encontrará el castillo, construido en 1906 por Antoine Mari sobre las galerías subterráneas de la guarnición romana de Li Piana di Mari.

Las bodegas del castillo se consideran actualmente las más hermosas de la región. Hacia 1920 la heredera americana Irene Bretz compró y restauró el edificio, convirtiéndolo en un escenario apto para las más espléndidas celebraciones. A finales de la década de los 30 fue adquirido por la familia Tomé que, gracias a los cuidados dispensados a los viñedos de los alrededores, consiguió que su vino recibiese la denominación AOC bellet en 1941. El propietario actual, Cornelis Kamerbeek, un entusiasta de la Costa de Azul y sus viñedos, ha realizado una considerable inversión a fin de renovar el edificio. La estructura resulta especialmente apropiada para la celebración de banquetes, eventos y exposiciones. Es posible utilizar la zona exterior con terraza semicubierta, el jardín y su terraza circundante y la sala Antoine Mari en el interior.